domingo, 22 de febrero de 2009

The Reader, el placer por la lectura.

The Reader es la nueva película de Stephen Daldry que nos habla de la vergüenza, de decisiones que cambian el rumbo de la vida, de redención. Una película que ha despertado un sector crítico, quejándose de que hay una tendencia de convertir en buenas personas a los colaboradores del Holocausto. Yo lo tenia muy claro, un film con buen reparto, una drama, una historia interesante y relacionada con el holocausto es una formula que normalmente me gusta, algunas más y algunas menos, pero siempre me interesa echarles un vistazo.

El Lector trata sobre el romance entre una enigmática y dura mujer Hanna Schmitz y un joven ingenuo e inocente de una familia de clase media-alta, Michael Berg. Empieza con un encuentro fortuito en el que el joven enfermo acaba en el porcho de Hanna y esta más para quitárselo de encima que otra cosa lo ayuda y lo acompaña a su casa. A raíz de ese encuentro, empieza un extraño romance entre un joven inexperto y una mujer madura de la que nunca sabemos sus intenciones hasta que avanza el film. Un romance que va más allá del sexo, del deseo carnal, y del hecho de estar físicamente juntos. Pronto pasan de la simple relación sexual a un extraño intercambio, ella le enseña y deja que experimenten, mientras que él le tiene que leer, pues Hanna parece demostrar un interés en la lectura que más tarde se descubrirá el porqué. Durante este periodo, Michael le lee a Homero, Anton Chekhov... Aunque los dos tienen serias dudas de la naturaleza de su relación, intentan vivir el día a día. Pero un día, Hanna desaparece, y no será hasta años más tarde que Michael la volvería a encontrar. Berg está en la universidad estudiando derecho y asiste a uno de los juicios a los acusados de colaboradores del Holocausto. En el banco de acusados no está otra que Hanna Schimtz la cual es acusada por ser una guardia en los campos de concentración. Michael se dará cuenta que mediante una información que la propia acusada ha ocultado podría reducirle su condena, pero por miedo y por respeto no actua. Esos juicios despiertan en Michael un amor que parecia enterrado, pero que en realidad no podrá olvidarlo, ni pasar página jamás.
SPOILER La relación continuará años después con Hanna en la cárcel, empezará otro intercambio, mientras Michael recordará con nostalgia ese verano, Hanna recibirá cintas con grabaciones de los libros, eso le hará volver a recordar a Michael y a su vida fuera de la cárcel, y también ayudará a aprender a escribir de forma autodidácta. No se volverian a encontrar cara cara hasta muchos años después. Y allí sentados los separaba una gran barrera de silencios, miedos, afecto... FIN SPOILER

Stephen Daldry trata al film como un "hijo", con escenas muy bellas y sinceras, filmando las escenas de sexo como el resto de la película, y acompañado de una bonita banda sonora compuesta por Nico Muhly. Solo tiene un bajón importante y es justamente en los juicios, donde Daldry no acaba de conseguir mantener el interés.

Kate Winslet es el motor, es el nucleo alrededor del cual gira todo la película, así que encuentro ahora injusto que se la hubiera nominado en los Globos de Oro a mejor actriz secundaria, aunque no seré yo quien se queje del galardón. Hace una gran actuación, que solo se ve un pelín deslucida con ese maquillaje un poco cutre para aumentarle la edad. El personaje de Michael Berg se lo reparten el joven David Kross y Ralph Fiennes. Kross el que interpreta el papel la mayor parte del largometraje empieza algo titubeante pero a medida que pasan los minutos nos va mostrando su repertorio. Y Ralph sigue en su linia, es decir sabiendo dotar al personaje de todo lo que necesita y transmitirlo con una sola mirada, una sola media sonrisa.

Como conclusión una buena y emotiva película con una Kate Winslet que si no hay sorpresa mayor se va a llevar por fin su merecido Oscar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Project Mayhem En Twitter