viernes, 19 de diciembre de 2008

Die Welle

La película europea del año ha sido Gomorra, película que arrasó en los Oscars Europeas. Pero esta año también se ha hecho una pequeña película que ha pasado bastante desapercibida que es Die Welle (La Ola). En los últimos años, el cine alemán ha demostrado que es del mejor que hay en Europa, solo hace falta ver ese peliculón llamado La Vida de Los Otros con un inmenso Ulrich Mühe. Y lo mejor de todo que aunque también explota el recurso de su historia y su inevitable relación con el nazismo, aun no ha llegado al extremo que vivimos aquí en España con la Guerra Civil.


La Ola es un experimento real que hizo un profesor estadounidense para ver si creando un régimen totalitario los alumnos aprendian el porque pasó lo que pasó. En este caso, el director alemán Dennis Gansel decide transportarla a la Alemania actual. Un profesor "progre" y anarquista con el que todos los profesores han tenido algún roce tiene que hacer durante una semana unas clases sobre la autarquía (forma de gobierno en que una persona sola gobierna de forma autoritaria). Aunque primero no le gusta la idea e intenta por todos los medios cambiar y hacer la anarquía, finalmente decide enfrentarse. En la primera clase se encuentra con unos jóvenes que ven imposible que vuelva a haber una figura política autoritaria como lo fue el Führer. Vemos a unos jóvenes cansados de repasar la historia reciente del país y de tener que "disculparse" de una cosa que ellos no vivieron. Delante la pregunta es posible un régumen totalitario, solo obtiene miradas entre los chicos, y una respuesta segura: No. Para probarlo decide imponer durante toda la semana un réfimen totalitário, privando de libertad a los chicos, obligándoles a estimular su cabeza. De las cabezas de los chicos van saliendo uniformes, saludos, "escudos"... y poco a poco esta idea que solo debía prevalecer en clase se va haciendo grande e importante, se empieza a marginar a los que se niegan a ponerse un uniforme....

El director Dennis Gansel deja que la cámara de te vaya contando. A todo los personajes, estudiantes arquetipos (la parejita, la amiga que se siente inferior, el inmigrante, los liantes pasotas y el marginado) le acaba afectando de diferentes maneras. Nosotros, los espectadores somos los que vemos la verdadera evolución del experimento. Donde como pasó en los primeros años del nazismo, el movimiento sirvió para unirse, para defenderse unos de otros de los demás, donde los marginados son los más importantes, donde no hay diferencias. Tanto es así que en cierto punto te puedes llegar a confundir entre quienes son los valientes que se fueron a tiempo y quienes son los que están perdiendo la cabeza. Sí que es verdad que carecen de ideología propia, pero entiendo que siguen la de los nazis actualizada bajo la batuta del profesor.

Todos los actores cumplen su papeleta con creces aunque cabe hacer una mención especial a Jürgen Vogel interpretando al profesor y a Frederick Lau (tiene un aire a Liam Neeson, o yo se lo veo) con una convincente interpretación de un chico marginario, que el experimento rápidamente se le fue de las manos.

Solo hay un pequeño detalle que me no me gustó y lo encontré bastante cutre... el saludo.

Como conclusión una película sencilla, que puede tener muchos fallos, pero impacta, que te hace reflexionar aunque sea un poquito, y eso la hace una propuesta interesante para echarle un vistazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Project Mayhem En Twitter