jueves, 19 de junio de 2008

"Kes, Kes, Kes"

Todo el mundo, cuando era solo un crío se ha sentido solo/a, confuso/a alguna vez; y siempre al final se ha encontrado algo a que agarrarse, ya sea un juguete, un animal de compañia al que le coges cariño. Kes trata principalmente de eso, aunque también hace alguna que otra crítica.

Kes es un film enteramente británico del 1969, dirigido por el siempre comprometido Ken Loach, y con un elenco protagonista prácticamente desconocido y/o no profesionales, encabezado por David Bradley como protagonista, papel que le valdría un BAFTA a la mejor joven promesa en interpretación protagonista. Dicha película está basada en un libro de Barry Hines, responsable también del guión.

Kes retrata la vida de un niño, Billy Casper de no más de 12 años. Billy es un joven que pertenece a una clase social media-baja, y en la misma casa viven su hermano Jud, y su madre. Al vivir en una familia humilde, por no decir pobre, Billy reparte periodicos antes de entrar en la escuela, y sigue ayudando en la tienda después de la escuela. Billy no parece interesado en las clases y por un motivo u otro siempre está en medio de las peleas, por eso y por otros motivos, ya le intentan buscar un trabajo para que deje el colegio. En realidad, Billy no es mal chico, simplemente por culpa de la sociedad, la gran mayoría hostil, que le rodea, no le deja ser de otra manera, el ambiente le hace comportarse, y ser de esa manera concreta. Por un lado la familia: Jud, su hermano le hace la vida imposible, metiéndose con él, haciéndole pagar sus decepciones y el estar trabajando en los pozos, y por otro su madre que aunque en principio siempre lo trata bien, debido a las tensiones con su hermano mayor, se lo acaba haciendo pagar, a parte de que al tener pareja tampoco se preocupa todo lo que debería. Por otro lado está el colegio, donde también está sometido a muchas presiones. No tiene ningún amigo con quien confiar, los que tuvo en su momento, los dejo por ser ladrones, y ahora van en su contra. El director usa métodos agresivos contra los alumnos, y él siempre aunque no sea su culpa está dentro de ese grupo, y también aparece un profesor de educación física con unos métodos peculiares que disfruta ganando a los alumnos, no le gusta perder ni al parchís y le encanta humillar a los chicos. La única persona que parece entenderlo e intentar ayudarlo es su profesor. Todo ese ambiente hostil del que está rodeado nuestro protagonista se desvanece cuando encuentra un pequeño halcón. Mientras intenta y consigue entrenar al halcón, el mundo de Billy se convierte en un mundo sin horizontes donde reina la libertad y donde no hay preocupaciones, donde nunca estará solo mientras tenga a su halcón. Rápidamente ese halcon se convertirá en su única pasión, y él mismo aunque de forma indirecta se dará cuenta de que es su única vía de escape de su propia vida. Al fin y al cabo, Billy no es más que un niño inocente que no sabe nada de la vida.

En el plano interpretativo nada que objetar, todos correctos en sus respectivos papeles, y nombrar por encima de todos la gran actuación de David Bradley, que consigue transmitir todo y más, haciendo una de las mejores interpretaciónes por un joven actor, muchos jovencitos hollywoodienses de hoy en día tendrían que mirar esta película ver lo que es una gran actuación y no pasearse por delante las cámaras y soltar las frases que te toquen sin más...

Película sencilla y modesta que brilla precisamente por esa sencillez. Consigue con creces ponernos en la piel del joven protagonista y a la vez vemos perfectamente la crítica que hace Loach sobre la sociedad, la educación...

Como curiosidad, notar el fuerte acento inglés a lo largo de toda la película al lado del flexible inglés americano al que estamos acostumbrados en las producciones hollywoodienses, y alabar una vez más a Daniel Day-Lewis por su gusto cinematográfico al nombrar a esta película junto a If... como una de las películas que le hizo convertirse en actor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Project Mayhem En Twitter