lunes, 13 de octubre de 2008

Dear Frankie, el sacrificio de una madre


Mis críticas, reseñas comentarios como quereis llamarlos no son una suma y una resta de los pros y los contras de la película porque no tengo ni idea de la mitad de apartados técnicos. Yo calífico las películas según como me llegan, con un carácter muy subjetivo. Muchas películas sobretodo dramas indies y románticas tienen el mismo esquema y la misma trama cambiando pequeños detalles. Por tanto para que una película indie o romántica te guste se unen una serie de características. Indudablemente tiene que tener un mínimo de calidad, un guión cuidado, te tienen que caer bien los protagonistas o identificarte con ellos (muy importante) y la historia te tiene que llegar. En algunas también influye el momento en que miras la película.

Dear Frankie, conocida como Mi Querido Frankie en España es una de esas pequeñas joyas indies.

Dear Frankie nos cuenta la vida de una madre y su hijo que es sordo. Lizzie intenta salir adelante con la ayuda de su madre. Para tener contento a Frankie, su hijo, le hace creer que el padre del pequeño le responde las cartas que le manda y le va regalando sellos de los sitios donde va con su barco. El problema llega cuando un compañero de clase de Frankie le dice que el barco de su padre llegará a Glasgow. Lizzie continuando su particular sacrificio buscará desesperadamente a un hombre, un extraño que no pregunte nada y que haga de padre de Frankie por un día. Este extraño lo cambiará todo. Por un lado hará de padre de un niño que lo tiene mitificado, de un niño que adora a un padre que no existe y le pondrá una cara. Y por otro lado y más importante, descubriremos lo que tiene en la cabeza Lizzie. Lizzie por mucho que lo niegue, también necesita a alguien que le ayude a tirar adelante a vences sus miedos, temores y debilidades que esconde al estar siempre pendiente del bienestar de su hijo, sin preocuparse por ella misma. El extraño, del que se sabe muy poco a lo largo de la película, despertará en Lizzie el instinto, el deseo y la fuerza de dar un paso adelante, cerrar los lazos abiertos y dolorosos y pasar página.

Con una correcta dirección de Shona Auerbach y con una historia situada en un bajo barrio de Glasgow, con una fotografía intimista y simple ayuda a que entremos en su mundo y que de alguna manera entiendas sobretodo el posicionamiento de la madre y que te cautive el extraño tanto como a ella.

Esa madre coraje está magistralmente interpretada por Emily Mortimer, actriz que se mueve en producciones independientes. A través de sus ojos, la actriz es capaz de transmitir indecisión, preocupación y miedo no solo por su pasado sino por su futuro, tiene miedo a ilusionarse a enamorarse y sobretodo a caer en los mismos errores que ha caído. El pequeño Jack McElhone también hace una muy buena actuación, interpretando a un sordo, que no habla ni una sola vez, la mirada y la sonrisa son sus diálogos y las cartas son sus pensamientos y sus deseos. Por último destacar también el papel de Gerard Butler que hace de el extraño que hará de padre por dos días. Gerard Butler es conocido por enseñar abdominales y gritar This Is Sparta, o por ser el compañero "sex-symbol" de una de las aventuras de Lara Croft, o por ser El Fantasma de la Opera. En esta ocasión cambia totalmente de registro y aunque claramente no es un prodigio de la interpretación ni es el actor más versatil que he visto, no lo hace nada mal. Butler sabe interpretar perfectamente un personaje que habla poco, y que haciendo también muy poco ayuda a toda una familia que realmente lo necesita. Y consigue que nos interesemos por ese misterioso personaje, así que misión cumplida. Por último también destacar el papel de Sharon Small que interpreta a una amiga y el de la madre.

Como conclusión muy buen film con un guión y una puesta de escena sencilla, lejos de las superproducciones pero dando vida a una historia de lo más humana. Recomendable para todo el que le guste el buen cine independiente y para todo el que aprecie una historia de superación y de sacrificio para un hijo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Project Mayhem En Twitter