martes, 23 de diciembre de 2008

Mi Pie Izquierdo: la fascinante historia de Christy Brown

Mi Pie Izquierdo es un título que suena a película rara, es más cuando afirmas alguno de tus amigos que si quiere una buena película vea Mi Pie Izquierdo se acaba riendo en tu cara y no te hace ni puto caso. Es curioso porque el film en versión original tiene ese subtitulo que tanto gusta a los que se dedican a traducir los títulos en español, My Left Foot: The Story of Christy Brown , y en este caso que serviría de ayuda va y no lo ponen y lo dejan en solo Mi Pie Izquierdo. Supongo que este título tampoco despertó demasiado interés en el momento de su estreno en taquilla. Igual pensareis: se queja de los que traducen los títulos sea por una cosa o por la otra... pues sí, son nefastos, que si para que quede más pegadizo, que si para atraer al público... Enfin, que los que no vean el film por el extraño título ellos se lo pierden.

La película empieza con un Christy Brown adulto sereno que coge con el pie izquierdo un disco de vinilo y lo pone en el tocadiscos. Chrsity Brown fue un hombre que vivió con una paralisis cerebral, que le dejaba todo el cuerpo inmovilizado a excepción de su pie izquierdo. El muchacho nació en una familia muy humilde de un pueblecito de Irlanda. Aunque era objeto de burlas, risas, y juegos a su costa, siempre fue apoyado y querido por sus hermanos, su pueblo que era como tener una atracción de feria y sobretodo por su madre. Su madre fue su gran apoyo, una persona que creyó en él, que creyó que no era tonto, que él podría llegar a lo que quisiera y siempre intentaba mejorar su situación aunque con ello tuviera que perjudicarla. Para Christy Brown también fue su mayor apoyo. En cambio el padre, terriblemente decepcionado con el chico, no por él sinó por como había nacido, nunca pudo acabar de entenderlo ni estar a su lado aunque si lo intentó.

Christy Brown siguió adelante gracias a sus ganas, a su astucia, a su ambición, y a su cabezonería. Su padre no le aceptaba pero él siguió insistiendo, tuvo dos desengaño amoroso, pero él siguió adelante, se sintió traicionado, celoso, rabioso... pero todas esas situaciones lejos de derrumbarlo y deprimirlo le sirvieron de empujón. Le sirvieron para crear un carácter duro, una barrera, un escudo que evitara ser temperamental, un escudo lleno de sarcasmo en sus palabras... Un escudo que solo podía traspasar su madre. Era su punto débil, la única fisura en su marcada y dura personalidad, decidida y valiente que le ayudó a superarlo todo y a superarse a sí mismo. Otro punto débil era el alcohol, lo convertia en un personaje irónico, sarcástico, y sobreactuado... pero a la vez lo agudizaba, le hacía decir lo que pensaba con sagacidad y acidez...

El film cuenta con dos bazas con las que se apoya para que funcione tan bien como lo hace. El primero es la dura, sincera y emotiva historia de superación personal de un personaje real y la otra en las magníficas interpretaciones. Aunque todo el mundo está más que correcto hay tres actores que se superan. Para empezar Brenda Fricker en el papel de la madre de Christy, consigue meterse totalmente en el papel y mediante una mirada transmitir sufrimiento, alegría... la única capaz de calmar y hacer razonar a su hijo en situaciones límites... merecidísimo Oscar. Después también hay que destacar el papel de Hugh O'Conor que interpretó al Christy Brown, es un anticipo de la gran actuación de Daniel Day Lewis. Un joven Daniel Day Lewis que recibió su primera nominación y primer galardón con esta película. Actuación que aunque en un principió parece un pelín sobreactuada, acaba siendo inalcanzable. Una actuación impresionante, por la que se preparó duramente como en todas. Tengo a Daniel Day-Lewis sobrevalorado? Quizás... pero aun no he visto a ningun actor que como él no deje ningun tic ni nada en dos personajes, hace personajes de todo tipo, y en cada actuación se convierte en el personaje no solo actua. No digo que los que hacen en todas las películas de si mismo o interpretan la mayoria de papeles de forma similar sean malos, solo hace falta ver el trabajo de Morgan Freeman o Jack Nicholson a los que considero grandes actores a los dos. Pero Daniel Day Lewis es superior...

Como conclusión emotiva historia sobre Christy Brown poeta, pintor y escritor con paralisis cerebral que solo le permitía mover el pie izquierdo. Buena puesta en escena de Jim Sheridan y buena dirección de actores que junto con la relación maternofilial es su mayor baza a explotar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Project Mayhem En Twitter