martes, 27 de enero de 2009

Butch Cassidy and the Sundance Kid: Who are those guys?

Butch Cassidy and The Sundance Kid, en España conocida por Dos Hombres y un Destino, es a día de hoy un clásico, una película redonda, donde todo sobresale: la fotografía, el guión, las actuaciones, la química entre actores...

Who are those guys? (¿Quiénes son esos tipos?). Ésta es la pregunta que se hacen los protagonistas, los secundarios y los espectadores. El film trata sobre las supuestas y seguramente mitificadas aventuras de dos personajes reales: Robert LeRoy Parker y Harry Alonzo Longabaugh, conocidos como Butch Cassidy y The Sundance Kid, dos famosos ladrones de bancos y trenes en el Oeste Americano. Después de robar dos veces el tren de un hombre poderoso Herriman, éste paga a los mejores "buscadores" para que busquen y maten a Butch y The Sundance Kid. Éstos dos viéndose en serio peligro deciden escapar a Bolivia con Etta Place, la "mujer" de Sundance. Finalmente SPOILER después de un intento de reformarse, acabarán fusilados por todo el ejército de Bolivia en el pueblo de San Vicente FIN SPOILER. Éste es un film con el que disfrutas, de esos que dan ganas hacerte unas palomitas y tirarte en el sofa. Una aventura que más allá que sea una historia y unos hechos mitificados, traspasa la pantalla.

Who are those guys? (¿Quiénes son esos tipos?). Ésta es la pregunta que se hacen los protagonistas cuando se ven perseguidos por Logan y compañía, los secundarios al sorprenderse de lo que aguantan los protagonistas y los espectadores al ver el grado de complicidad entre los dos protagonistas.

Encasillar esta película en el western sería un error, sinó hacemos una pequeña distinción. Porque aunque la historia se situa en el oeste, los protagonistas van a caballo, roban bancos y diligencias, poco se parecen a los típicos westerns donde reina la seriedad y la sobriedad, y la comedia queda muy lejos. Los westerns se van copiando clichés y solo pueden ser una gran película de dos maneras: o siguiendo la fórmula de toda la vida muy bien hecha y un guión con mucha fuerza (como Sin Perdón, o El Bueno, el feo y el malo...), o inovar. Butch Cassidy and The Sundance Kid optan por esto último, inovan. Inovan en la forma de plantear un western, en la sorprendente pero acertadísima banda sonora, en un guión más cercano a las buenas comedias que a los dramas, y en unos actores espléndidos y en un director alejado del género hasta el momento.

El director George Roy Hill hace de la inexperiencia una virtud que sabe usar como nadie para crear una película atípica. Un ejemplo es SPOILER la escena en que Butch y Sundance matan a los guerrilleros bolivianos a cámara lenta FIN SPOILER, o la primera y la última escena que son acompañadas por un color sepia, o como usa la banda sonora. Con apenas 3 o 4 canciones, hace un film sin música a excepción de dos tres momentos puntuales: el paseo en bici de Butch y Etta (con la famosa canción Raindrops Keep Falling on my Head), o su estancia en New York...

Junto con la dirección, la banda sonora y el ingenioso guión el otro gran punto fuerte son las actuaciones de los protagonistas. Seguramente, no es nada arriesgado decir que Paul Newman y Robert Redford son una de esas parejas interpretativas que permanecerán en nuestra memoria (como Brad Pitt y Edward Norton en Fight Club), dos actores que se complementan a la perfección que se acoplan el uno al otro, interpretando personajes contrapuestos. Paul Newman en esta ocasión le toca sacar su vis cómica, y regalarnos una vez más otra gran interpretación creando a un Butch extrovertido, con mucha labia, con el que simpatizas enseguida. Mientras que Robert Redford interpreta a un serio, tímido y cerrado Sundance Kid, que solo confia en su fiel compañero... Dos tipos que con una mirada se lo dicen todo, y nos cuentan toda su relación que va más allá de la simple amistad. Con los dos también aparece Katherine Ross que interpreta a Etta, mujer que lejos de separar a los protagonistas por "celos", une más si cabe a la pareja, creando unos vínculos muy personales con los dos. Con Butch encuentra simpatia, diversión... mientras que en Sundance encuentra a un chico tímido que una vez deja la pistola está totalmente desarmado.

Como conclusión, estamos delante de un peliculón, un film que en su dia arriesgó mucho, pero le salió bien, la crítica y el público la respaldó. Una película donde es imposible resaltar un solo aspecto positivo, todo es destacable: el guión, la bso, la impresionante fotografia, la dirección, las actuaciones y la química entre los protagonistas... Una película que no podría tener otro final, una escena diferente...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Project Mayhem En Twitter