sábado, 23 de mayo de 2009

Waking Ned Devine

Como ya sabréis si os leísteis mi crítica sobre el film Five Minutes from Heaven me quedé asombrada con el trabajo del actor James Nesbitt. Buscando si eso era flor de un día o era un buen actor, investigué su filmografía apuntándome algún título. Uno de ellos: Waking Ned Devine un film donde no es protagonista, es uno más que aporta su granito de arena en esta bonita película.

Llevaba unos días submergida en algunas de las grandes películas de la historia del cine, y aunque disfruto mucho, no siempre son fáciles de digerir y muchas de ellas tienen interpretaciones varias, por no hablar de todos esos detalles que no veo debido a mis pocos conocimientos no llego a ver (por eso la mayoría de críticas "rápidas" mías son de películas ligeritas, perqué a las otras les doy dos visionados antes de tener una opinión formada). Sea como fuere necesitaba alguna película sencilla, de esas para disfrutar durante una hora y media, sin tener que pensar, pero que tampoco me decepcionara. Difícil sí, pero aunque no he empezado con muchas esperanzas, al final Waking Ned Devine se ha convertido en una curiosa sorpresa.

La vida en un pequeño pueblo llamado Tullymore donde viven felizmente 52 personas cambia cuando de golpe Jackie se da cuenta que la loteria ha tocado a alguno de sus habitantes. Este es el punto de partida, a raíz de ahí el argumento se podría dividir en dos: la búsqueda de la persona en cuestión que tiene el dinero. La sorpresa para Jackie y su amigo inseparable Michael es que el ganador le cogió un ataque al conocerse vencedor. Con el billete en sus manos deciden cobrar el cheque para eso tendrán que ponerse de acuerdo con todo el pueblecito. Ese pueblecito funciona como un ecosistema propio, todos tienen su pequeña función y todos forman parte de la estampita de ese pueblo de la irlanda profunda: la panadera con vocación de cantante, "la bruja", la soltera con un hijo de padre desconocido, el "chulito" del pueblo, y el criador de cerdos, eternamente enamorada de la soltera y con un gran corazón. Con un argumento tan sencillo como surrealista Kirk Jones nos presenta la que fue su primera película. La película transmite frescura, humanidad, compañerismo, tiene algun elemento surrealista y vale también tiene algún momento un pelín pasteloso, aunque para mí fue una delicia. El ida y vuelta de los protagonistas desnudos/semi-desnudos en moto para coger el boleto que se habían dejado en la cabina es impagable o el discurso inventado por Jackie en el funeral mostrando su enorme amistad con Michael... El final es surrealista pero no rompe con la estética mostrada durante todo el metraje.

El film además tiene una impresionante fotografia de los maravillosos paisajes de una verdísima Irlanda. Quizás me traiciona mi subconciente, me hipnotiza el paisaje irlandés, así como sus pueblecitos. Films como éstos solo hacen que acrecentar mis ganas de viajar a Irlanda. La Banda Sonora es formada por canciones típicas con ritmos célticos, que sirven de contrapunto perfecto a las imágenes del paisaje irlandés.

Interpretativamente el film es un trabajo coral todos ponen lo mejor de si mismos aunque solo aparezcan 10 minutos, destacan Ian Bannen y David Kelly interpretando a Jackie y a Michael respectivamente, el primero porqué tienen más minutos y David Kelly porqué protagoniza algunos de los mejores gags y es un fenómeno.

Como conclusión una bonita frescura con gags muy buenos, con un humor fino un toquecito pastel que nunca va mal (no las comparo, pero Qué Bello es Vivir también tiene su toquecito pastel y nadie dice nada), unos interpretes de una mediana que debe pasar los 60 pero que nos muestran que su espiritú no tiene mucho más que 20 primaveras. Recomendable para esas tardes que no tienes nada que hacer, igual no permanecerá en tu memoria por los tiempos de los tiempos pero cuando recuerdes ese título siempre lo recordarás como una película bonita e interesante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Project Mayhem En Twitter