domingo, 6 de septiembre de 2009

Desgracia... y otra pequeña decepción.

No voy a decir que le tenía muchas ganas a la película, pero el otro día vi que se estrenaba y me picó el gusanillo. Supongo que al tener tan fresca la actuación de Malkovich en Peralada es uno de los motivos. El otro es que el actor lo vale. El protagonista era John Malkovich así que un mínimo de calidad tenía que tener, y la tiene. Simplemente no ha sido exactamente lo esperado.

Se que esto va a sonar a "esta se queja por quejar" pero, si no lo digo rebiento. Normalmente los traductores de títulos se dedican a cambiar títulos literales para que tengan más gancho y consigan atraer a más gente, y en uno que poca gente podría atraer con la palabra Desgracia, va y lo dejan tal y como está.

Desgracia está basada en la novela del mismo título de J.M. Coetzee, galardonada con el Premio Booker 1999. David Lurie, divorciado, es profesor de Poesía Romántica en una universidad de la Sudáfrica postapartheid. Una vez a la semana se ve con Soraya, una prostituta malaya de alto standing. Se preocupa por la seguridad de su hija, que vive en una granja perdida en medio del campo. David es un hombre privilegiado pero abusa de su posición académica para tener una aventura con Melanie Isaacs, una joven estudiante mestiza. Después de un juicio bastante inquisitorial por parte del tribunal universitario, en el que rehúsa defenderse por orgullo, se ve obligado a dimitir. Decide refugiarse en la granja de Lucy y conoce a Petrus, un hombre negro que echa una mano a su hija.

Pero a partir de ahí lo que parecía ser un viaje espiritual hacia la redención del profesor y un intento de mejorar la distante relación entre padre-hija, el film da un giro de 180 grados debido a un acontecimiento. Desde ese momento empieza una película distinta, una lucha para superar los golpes que da la vida y se convierte en una gran tragedia. El problema es que no todo está resuelto con la misma solvencia. Mientras que el principio la película avanza de manera firme y "organizada", muy bien llevada, la segunda parte al intentar retratar la tragedia, el film se vuelve caótico, en ningún momento se llega a transmitir la emoción que se tendría que transmitir a raíz de los acontecimientos, ni el propio film ni el director pueden aguantar la gran responsabilidad de filmar una gran tragedia. El director, Steve Jacobs, se ve sobrepasado por la historia y en esa segunda parte parece incapaz de controlarla quedando de esta manera un resultado un tanto confuso e irregular.

No es culpa del reparto pues sobre todo Malkovich y Jessica Haines están francamente bien, interpretando a padre-hija, sus diálogos se ven naturales y los dos dan todo lo que pueden para dibujar bien los personajes. John Malkovich y Jessica Haines están acompañados por Eriq Ebouaney, Fiona Press, Paula Arundell, Scott Cooper entre otros.

Como curiosidad decir que durante el prólogo, la presentación del personaje protagonista de David Lurie, parece la continuidad de la comentada obra de teatro que vino a presentar en Peralada John Malkovich. Vemos a un tipo seductor, seguro de sí mismo, amante en este caso de Byron y que se dedica a seguir sus instintos más primarios en busca de "aventura". Un personaje políticamente incorrecto pero que consigue atraernos lo suficiente para interesarnos su historia.

El film posee una factura técnica notable, buena fotografía, y una banda sonora que sin ser un prodigio consigue acompañar de manera muy acertada a las imágenes.

La película no sé exactamente porqué me recordaba a ese pequeño film The Visitor (recomiendo su visionado)...pero al final se ha convertido en una producto frustrado, una película demasiado ambiciosa para lo que finalmente ha logrado... ha intentado plasmar una tragedia y unos fuertes sentimientos de culpa y se ha quedado en el melodrama, que aun así tampoco ha conseguido del todo porqué no ha transmitido lo suficiente. Al finalizar su visionado me he quedado como con The Burning Plan, un quiero y no puedo.

Como conclusión después de un interesantísimo planteamiento llega la tragedia y todo ese buen hacer parece que se tambalea, y no es hasta muy al final que vuelve a revivir. Demasiado tarde para mí.

Nota: 5'5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Project Mayhem En Twitter