viernes, 4 de febrero de 2011

Dexter (5ª temporada)


hay Spoilers
Tenía un objetivo muy complicado: superar la 4 temporada y más aún su final. Una tarea que ha sido imposible de superar. Todos esperábamos un cambio radical, y aunque en esta temporada hemos visto un Dexter más humano y podríamos decir que más sentimental que nunca, no ha habido un cambio tan radical. Dexter ha vuelto a empezar, ha mandado a sus hijastros con los abuelos y a Harry con una niñera casi 24 horas al día. Como en cada temporada, Dexter eligió a Boyd Fowler como objetivo después de ver como había maltratado y matado a chicas y después las tiraba dentro de un barril. Su sorpresa es que después de matarlo, se dio cuenta que alguien lo vio: la siguiente víctima de Fowler, Lumen. Con Lumen, descubre que Fowler no actuaba solo y decide ayudar a la chica con su venganza. Como es habitual, la Miami Metro Police también acabará involucrada en el caso. Paralelamente Quinn seguirá sospechando de Dexter y contratará a Liddy (policía sin licencia) para mantenerlo vigilarlo.

En esta temporada se ha fantaseado mucho con la idea de pillar a Dexter cometiendo un asesinato en las manos en la masa. Pero finalmente siempre se ha salvado, bien sea por un error, o simplemente porque ha matado al que tenía pruebas. Creo que, si la serie se tiene que seguir alargando temporada a temporada, tendrían que pensar en la posibilidad que alguien se enterara de su secreto a ver si cambian un poco el modus operandi de la serie y la hacen más interesante. Sí que es verdad que ha habido personajes que han conocido el secreto, pero o han muerto o se han ido de la serie. Creo que hay que abrir un nuevo abanico de posibilidades.
La temporada como viene siendo habitual ha ido in crescendo, con un villano que no se ha descubierto hasta los últimos 5 capítulos. Jordan Chase interpretado por Jonny Lee Miller se convierte en una verdadera pesadilla para Dexter, aunque el final resulta un poco precipitado. Otro personaje que ha ido de menos a más ha sido Lumen. Su aparición y sus primeros capítulos no acababan de convencer, pero poco a poco ha sido fundamental para la evolución de Dexter como persona aunque paradójicamente éste le enseñaba a matar a sangre fría. Ambos han formado una dupla muy interesante. Sin duda ha sido el personaje que ha tenido más química con Dexter.

Aun así el final ha sido como el de las 3 primeras temporadas bastante previsible, el que tenía que ser para dejar Dexter en una especie de tabula rasa para empezar la que será la sexta temporada. Todo ha seguido lo previstos Dexter ha conseguido su venganza, aunque por primera vez se ha mostrado herido y realmente vulnerable. Aun así espero que en la sexta temporada Quinn vuelva a ser el entrometido de siempre y acabe descubriendo algo más sobre Dexter. Me niego a que Quinn deje de investigar solo por amor a Deb.

Las tramas secundarias no han estado demasiado interesantes. Batista y Laguerta han sido más un estorbo para la trama que otra cosa y eso que me gusta mucho el primero. Masuka ha permanecido más inadvertido que en temporadas anteriores. Deb no ha tenido una trama demasiado interesante y su momento cortinas del último capítulo me pareció excesivamente forzado. La mejor la de Quinn y Liddy investigando a Dexter. Lástima que se resolvió de manera demasiado rápida y precipitada.
No es necesario volver a decir que interpretativamente, como cada temporada, Michael C. Hall está pletórico y los secundarios también cumplen su cometido. Quizás de los 3 nuevos "fichajes" están muy bien: Petter Weller interpretando a Liddy, Jonny Lee Miller a Jordan Chase y Julia Stiles a Lumen; me quedaría con la actuación del primero porque realmente da mucho juego y los otros dos van de menos a más.
Nota: 7’5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Project Mayhem En Twitter